gary medel

El regreso del chileno Gary Medel será el primer refuerzo para Diego Martínez. El jugador de 37 años ya rescindió contrato con el Vasco da Gama de Brasil.

Sí todo va bien, esta noche llegaría al país que abondonó hace 13 años cuando se fue de Boca al Sevilla de España. Su gran relación con el Presidente Juan Román Riquelme, fue la clave de la negociación. “El se muere por jugar en Boca” había declarado Riquelme hace un tiempo.

Luego de asegurar el primer refuerzo, Boca juega fuerte en el mercado de pases, y busca reforzarse de cara al segundo semestre. Tal es así que se mantiene en negocionado en tres frentes distintos.

Boca mantiene negociaciones abiertas en varios frentes

Una de las gestiones que volvieron a retomarse es por Tomás Belmonte, jugador del Toluca, quien pagó más de 5 millones de doláres a Lanús por su pase. Es un viejo deseo de Riquelme, quien hizo un intento por el futbolista de 26 años antes de irse a México.

Fausto Vera, hoy en el Cortinthias, es el otro futbolista por el cual el xeneize negocia. Desde hace un tiempo no está conforme con los minutos que tiene en el Timao, por lo que ve con buenos ojos regresar al fútbol local tras su paso por Argentinos Jrs. El bicho vendió al futbolista de 24 años por siete millones de doláres el 70% del pase. 

Boca ofertó 2 millones de doláres por el 50% del pase, pero desde Brasil argumentaron que es insuficiente, aunque están dispuesto a seguir negocionando.

El tercer jugador por el que Boca negocia es un viejo anhelo de Riquelme: Alan Velasco. El actual fubolista del Dallas FC de la MLS, es otro de los jugadores que interesa y mucho.

Boca quiere un prestámo del jugador, que fue vendido a 6 millones de dólares. Si rechazan esta vía, el xeneize está dispuesto a realizar una oferta formal por el pase. 

Enfriado lo de Lucas Robertone, jugador del Almería de España, Luciano Galoppo también suena para el club de la ribera, aunque primero debería resolver su salida del San Pablo.