1647277745 imagepng

Un equipo de Jefatura de Zona III de Monteros acudió al lugar ubicado sobre la ruta provincial 325 en esa localidad y detectaron que las personas ingresaban pagando una entrada: cuando un encargado les explicó que se trataba de un bar, los efectivos constataron que en el interior no había mesas, ni sillas, ni nada que indicara que lo fuera.

Tras confirmar que el establecimiento no contaba con el permiso policial que lo habilitara como local bailable, los efectivos secuestraron algunos elementos probatorios, entre ellos, una entrada que era expedida a los clientes. También secuestraron un teléfono celular que será peritado en busca de información a fin de establecer la logística del establecimiento y otros datos importantes para la pesquisa.

Todo lo documentado fue puesto a disposición de la Unidad Fiscal de Turno por la investigación de presunta evasión Impositiva.

FUENTE: Comunicación Tucumán


Fuente LV12