1675255910 sm

miércoles 01 de febrero de 2023

Tras protagonizar el reinado más largo que se conoce en Reino Unido, la reina Isabel II quien falleció a los 96 años, y quien ejerció 70 años de monarquía, sigue dejando sorpresas en el palacio real, y esta vez fue para el príncipe Harry y Meghan Markle.

Una exclusión más para los duques de Sussex, y es que en esta oportunidad se dio a conocer que días antes de morir, la reina Isabel II cambió drásticamente su testamento, eliminando a Meghan Markle y a su hija Lilibet, dejando sorprendidos a todos por su decisión de último momento.

Inclusive, no era poco lo que les dejaba anteriormente el testamento a Meghan Markle y a la nieta de la reina, Lilibet, el cual se trataba de las joyas más valiosas de la corona y que ahora pasaron a ser de Kate Middleton y la princesa Charlotte.

Por otro lado, luego del fallecimiento de la monarca, Meghan expresó que era “el ejemplo más brillante de liderazgo femenino” y que se sentía orgullosa de la calidez de su relación con la matriarca. Sin embargo, posiblemente el orgullo haya pasado a un segundo plano una vez enterada esta noticia que no solo le afecta a ella, sino a su hija.

md

 Cabe destacar que no se esperaba que Isabel II se convirtiera en reina, siendo la tercera en la sucesión, pero los azares de la vida hicieron que sucediera todo lo contrario. Obteniendo el trono a la corta edad de los 25 años, presenció importantes cambios políticos y sociales, además de ser un referente de las monarquías europeas y la personalización del espíritu británico.

/Fuente Voces Criticas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *