1681315123 sm

miércoles 12 de abril de 2023

Tras meses y meses de especulación y dudas al respecto, finalmente se confirmó lo que todo el mundo esperaba: la confirmación de la asistencia del príncipe Harry a la coronación de Carlos III. Sin embargo, algo estaría quedando más patente que nunca en base a este acontecimiento, e incluye a Meghan Markle.

La duquesa de Sussex no hará acto de presencia en la ceremonia. La justificación hecha es que se quedará a cuidar a sus hijos, el príncipe Archie y la princesa Lilibet. Y no por nada, ya que es una fecha importante para la familia.

No debe ser ninguna coincidencia que la fecha elegida por Carlos III para su coronación fuera precisamente el mismo día de cumpleaños que el del príncipe Archie. La fecha habría podido ser tomada en cuenta con antelación para provocar un desaire en los familiares que tantos problemas causaron a la corona inglesa en tiempos recientes, inform Voces críticas.

Así, Meghan Markle, podría estar transformándose en la nueva Wallis Simpson, aquella mujer tan despreciada por la familia real británica y que habría sido la causante de la abdicación del rey Eduardo VIII.

lg

El amor por una mujer divorciada y que no era parte de ningún tipo de estatus real en Inglaterra -había nacido en Estados Unidos- era algo inaceptable en el momento, por lo que el entonces monarca decidió dejar su cargo, tras lo cual asumiría su hermano menor, el rey Jorge VI, padre de Isabel II.

Años más tarde, en 1953, cuando Isabel II tuvo su propia coronación Wallis Simpson fue determinante en su rechazo a asistir a tal evento. Se quedó viendo la transmisión por televisión, así como la esposa del príncipe Harry deberá hacerlo sola, sin la compañía de su marido.

 

/Fuente Voces Criticas