1682552860 sm

miércoles 26 de abril de 2023

La coronación del rey Carlos III y Camilla Parker, se dará en un momento bastante crítico para la realeza británica. Catorce países miembros de la Commonwelth, lo siguen teniendo a Carlos como su Jefe de Estado, pero las cosas van cambiando con el tiempo, ya que, en 2021, Barbados fue el último país en abandonar la monarquía y ahora Jamaica planea hacerlo en un futuro cercano.

Por ende, este evento histórico es la oportunidad perfecta para que el hijo de Isabel II, demuestre a la Commonwelth y al mundo entero, que su reinado busca modernizarse, con una actitud más sensible a la historia del imperialismo de Reino Unido.

lg

En un momento en el que el pueblo de Gran Bretaña se preocupa por los costos de vida, la coronación del rey Carlos III, no puede ser una muy costosa ceremonia porque evidenciaría una falta de empatía. Por lo tanto, los medios informaron que el tiempo del acto podría reducirse a una hora, así como también la cantidad de invitados pasar de 8.000 a 2.000.

Cualquier cambio que introduzca Carlos y su esposa serán indicios de como espera ser percibido como rey, por eso también buscan reducir los costes de la coronación, y reutilizar viejas reliquias como la corona de la reina María de 1911, “en aras de la sostenibilidad y la eficiencia”.

lg

Hay otra señal de que la monarquía de Carlos III quiere alejarse de su pasado colonial en los festejos de la coronación, y es que el 26 de mayo está anunciada la inauguración de una especial exhibición de las joyas de la corona británica en la Torre de Londres. Uno de los atractivos principales de la exposición será la narración de la historia del diamante Koh-i-Noor, “como símbolo de conquista”, que evidenciara cual es la mirada actual de la Casa Real.

lg

/Fuente Voces Criticas