inflamacion el mal del siglo xxi blog come limpio a428c618 1200x630

El paso de los años se asocia a un proceso inflamatorio crónico, mediado por las citoquinas, y que facilita que la grasa se deposite en órganos que no son propiamente tejido adiposo o graso, como el hígado, el músculo, o el corazón.

Además de la edad, hay diversos factores que pueden favorecer la inflamación crónica como son la disbiosis en la microbiota, la obesidad, el sedentarismo, el
estrés crónico, los tóxicos como el alcohol o el tabaco, una mala higiene del sueño, y una dieta inadecuada.

barriga hinchada un signo de embarazo

Hay conductas de la vida diaria que se relacionan directamente con otro mecanismo implicado en este proceso crónico, y produciendo radicales libres, o de daño celular, por ejemplo, consumir determinados productos como snacks, embutidos, papas fritas, ultraprocesados, refrescos azucarados, etc.

Fuente: Nexofin