una toma de terrenos


Diego Santilli criticó a Axel Kicillof por la toma de tierras que vive la Provincia de Buenos Aires, en especial en La Plata. «Tiene que dejar de mirar para otro lado», le reclamó el diputado nacional de Juntos al gobernador bonaerense, que también recibió cuestionamientos de Cristian Ritondo y Julio Garro.

Los exponentes de Juntos se manifestaron de esa manera por la grave situación que atraviesa la capital de la Provincia, con más 200 hectáreas de tierras tomadas por intrusos. Sin embargo, desde la oposición denunciaron que no es un caso aislado.

«Es moneda corriente. Kicillof se debe hacer cargo de los problemas de los bonaerenses», dijo Santilli sobre el conflicto, que a mediados de 2020 -en plena cuarentena por coronavirus- tuvo un episodio en Guernica.

«El gobernador tiene que dejar de mirar para otro lado y hacerse cargo de los problemas de los bonaerenses», se quejó el diputado.


Diego Santilli criticó a Axel Kicillof por la toma de tierras en la Provincia de Buenos Aires.

Otro que señaló a Kicillof por la falta de una solución fue Cristian Ritondo. «Hace dos años que la toma indiscriminada de tierras avanza sin que el Gobernador le ponga un freno», expresó el también diputado nacional por la Provincia.

Además, calificó como «unos vivos» a los protagonistas de la «ocupación ilegal» y habló de «mafias» cercanas al oficialismo.

«Si no se pone un freno, los bonaerenses quedamos sometidos a las mafias protegidas por sectores del oficialismo, como ocurre en la Provincia de Buenos Aires», lamentó Ritondo.

La preocupación del intendente

A su turno se pronunció Julio Garro, intendente de La Plata. «La toma de tierras ha sido un delito en aumento durante los últimos meses en la ciudad. Un incremento notorio y alarmante que nos preocupa y pone en situación de alerta», advirtió el jefe comunal.

En la zona platense hay alrededor de 250 hectáreas ocupadas ilegalmente, en unas 40 «tomas activas».

Se destaca la del ex Club de Planeadores, un predio fiscal nacional ubicado en Los Hornos. La ocupación comenzó en febrero de 2020 y en el lugar ahora viven 2.600 personas.

«Se aceptó un proyecto de urbanización propuesto por el Gobierno de la Provincia. Hacemos censo y lo cerramos en 168 familias. Muchas no eran platenses, sino que venían del conurbano», explicó María Botta, secretaria de Planificación platense.

Julio Garro expresó su preocupación por la toma de tierras en La Plata. Foto Juano Tesone

Julio Garro expresó su preocupación por la toma de tierras en La Plata. Foto Juano Tesone

«Se decidió no seguir. Se avalaba a delincuentes que estaban en la tierra y, además, se ocupaban espacios inundables», agregó la funcionaria, en diálogo con Radio Rivadavia.

«Apuntamos al desalojo», remarcó sobre esa ocupación, a la que tildó de «toma organizada y planificada». También comentó que los vecinos denunciaron en las redes sociales la presencia de vehículos de alta gama y «punteros políticos» que lotean las tierras.

En ese sentido, subrayó que «una cosa es urbanizar con nuestros códigos y otra es urbanizar con punteros y delincuentes adentro».

Además, dijo que la falta de una solución genera un «efecto dominó» que promueve la ocupación de otras tierras, de gestión privada (como el Aeropuerto de La Plata) y pública (de dominio nacional, provincial o municipal).

Se calcula que unas 200 mil personas se instalaron en las tomas en La Plata.

LM





Source link