susana mecha sarrabayruose

A días de soplar las velitas, Susana Giménez no da para sustos. Es que hace unas horas, la diva de los teléfonos se enteró de la noticia que nadie quiere recibir y que viene frustrando fiestas, encuentros, casamientos y demás eventos en los últimos tiempos: un positivo de Covid en su círculo más estrecho.

Pero, para colmo, la mala nueva llegó de parte de su hija Mercedes Sarrabayrouse, que viajó de Punta a Buenos Aires en principio por un par de días, para resolver temas personales y buscar su visa. Documentación con la que Mecha planeaba, probablemente, volar a Miami con su mamá para celebrar su cumple este sábado. Pero no podrá ser.

Por su parte, Su no había querido decir nada sobre lo que había planeado para este año, cuando se lo preguntaron a la salida del show de Roberto Moldavsky en el Enjoy Punta del Este. “¡Es secreto!”, advirtió ella, bien clarito para que la dejen en paz.

Sin embargo, aquella noche Giménez señaló como un tema de preocupación la impresionante suba de contagios en las últimas semanas, teniendo en cuenta que el año pasado debió pasar unos días internada en el sanatorio Cantegrill, en Uruguay, a pesar de estar vacunada.

“Me estoy cuidando porque me asusté mucho. Aparte, ¿adónde voy a ir?. Me gusta estar en mi casa, con mis animales”, dijo ella el domingo, antes de que Luis Ventura anunciara en A la tarde el bombazo de que Mecha volvió a contagiarse con el bicho maldito.

«Tengo información confirmada: Mercedes Sarrabayrouse, la hija de Susana Giménez, se hizo un testeo y dio positivo», anunció Luis en el programa de América, donde además sumó como dato extra, súper caliente, que la diva en estos días se va a reencontrar en Punta del Este con Jorge Rama, su polémico ex.

“Le clavó al ángulo cinco cheques voladores y lo perdonó”, aseguró el periodista que esta semana volvió a sentarse en la mesa de Intrusos. ¿Sin Mecha pero con Rama? ¿Así empezará Susana su nuevo año, el sábado 29? Tremendo.