Allí, escucharon a los vecinos para brindar las medidas de seguridad que deberían tener y atendieron sus pedidos de ayuda, ya que necesitaban vehículos para trasladar sus pertenencias a casa de familiares y otros pedían ayuda para ser reubicados.

“Fueron tres casas las que se cayeron debido al derrumbe, por eso personal de Defensa Civil, esta tarde se dirigió al área afectada y delimitó el lugar para evitar que suceda lo mismo con otras viviendas. Esta zona no es apta para habitar mucho menos para construcciones, ya que es el cauce del Rio Salí y debido a la lluvia de los últimos días en el norte de la provincia el Dique El Cadillal puede erogar más caudal de agua y continuará cediendo la barranca del rio”, especificó el ingeniero Fernando Torres, Director de Defensa Civil Provincial.

Desde el organismo dependiente del Ministerio de Seguridad, informaron que se supervisará el lugar los próximos días con el personal capacitado para evitar que la situación empeore.

FUENTE: Comunicación Tucumán



Fuente LV12