1650023650 sm



md

Dicen que el perro es el mejor amigo del hombre, y qué mejor que tener un amigo fiel al lado cuando uno no está en sus cinco sentidos. Un hombre colombiano lo comprobó el pasado fin de semana cuando después de una noche de excesos intentó entrar a su vivienda, pero no pudo hacer girar la llave.

Por ello, decidió que era una buena idea acostarse a dormir en la vereda en la fría noche. Sin embargo, no estuvo solo y ni expuesto a ningún peligro ya que a su lado tenía al mejor guardián, su perro.

Así lo relató Gabriel Guerrero, un policía que se encontró con la situación y conmovido por la actitud protectora del can, decidió contar la historia a través de Facebook.

«Anoche, mientras patrullábamos las calles del municipio de Ubaté, Cundinamarca, Colombia, nos percatamos de un ciudadano tirado en la vía pública. En principio, creíamos que podría estar lesionado, pero al verificar detalladamente evidenciamos que se había quedado dormido frente a su lugar de residencia, producto de la ingesta de alcohol», comenzó.

Fue allí cuando se dieron cuenta de que no estaba solo y que alguien de cuatro patas estaba en plena guardia.

“Al intentar levantar a este ciudadano, el perrito que lo acompañaba no nos permitía tocarlo, se tornaba agresivo producto de su instinto protector, lo que hacía más compleja la tarea de ayudarlo a levantarlo y que pudiera estar a salvo dentro de su vivienda. Este hermoso y leal can se posaba sobre él para protegerlo del frío que a las 3:30 de la madrugada hacía en el municipio”.

La historia tuvo un final feliz, ya que los policías, luego de intentar sin éxito hacer funcionar la llave, consiguieron que una mujer se levantara a abrirle al sujeto alcoholizado e intentara que reaccionara llamándolo por su nombre.


“Finalmente, luego de 15 minutos de golpear en la casa donde residía, despertaron para abrir la puerta y ayudar a poner a salvo al ciudadano y su fiel can. Luego de que abrieran la puerta, la felicidad del canino era evidente por el movimiento de su cola y sus movimientos inquietos de alegría. Sin duda, una muestra inmensa de lealtad del mejor amigo del hombre”.

Al parecer, “Camilo” pudo entrar a su casa y dormir como corresponde, mientras su amigo ingresó feliz por un trabajo bien realizado.

“Si vas a tomar no manejes, y si vas a tomar hasta caerte de la borrachera, lleva a tu mejor amigo: un fiel perro”, sentenció el policía en tono de risa.

 





Fuente Nuevo Diario