Este miércoles el Subsecretario de Seguridad, José Ardiles, se reunió con un grupo de repartidores auto convocados para delinear las medidas que permitan reforzar la seguridad. El encuentro contó con la participación de los Jefes de las distintas áreas de la fuerza.

En consecuencia los trabajadores se comprometieron en armar un padrón, para que cada cadete esté registrado, de tal modo que la motocicleta y la mochila tengan un número asignado.

image.png

Deliverys pidieron más seguridad para trabajar.

“Por orden del gobernador y de nuestro Ministro de Seguridad diagramamos un trabajo en conjunto con los repartidores y los jefes de las diferentes áreas de la policía para que se sientan protegidos y no sufran ataques delictivos. Sabemos que las mochilas también son robadas porque las venden en el mercado ilegal”.

Gonzalo Zamorano, trabajador autoconvocado, celebró las acciones y el resultado del encuentro “Estamos trabajando en un proyecto en conjunto para que se pueda monitorear a los cadetes por GPS a través de un teléfono celular. Desde hoy estaremos en contacto a través de WhatsApp con los jefes de distintas áreas de la policía para informarle de alguna situación. Gracias a esta reunión se verán beneficiados los repartidores todas las aplicaciones que se utilizan, así como los trabajadores de mensajerías o casas de comidas que no entran en las aplicaciones”, cerró el joven.

Por su parte el Director de Prevención Ciudadana, Jorge Matafa destacó la capacitación que le van a brindar a los trabajadores del servicio de cadetería para articular en conjunto con el Sistema Integrado 911.

En tanto que el Director de Guardia Urbana informó que se trabajará en distintos horarios, reforzando el turno nocturno. “Se coordinaron actividades entre las diferentes áreas de la policía, se diagramó un operativo especial en las zonas rojas que nos indica el mapa del delito”, informó Ibáñez.

Fuente LV12