Según las averiguaciones, una joven de 29 años había tenido una discusión con su pareja de 18 y en medio de la pelea arrojó con fuerza al piso a la hija de ambos, de apenas dos meses de edad.

Los empleados policiales aprehendieron a la mujer y trasladaron a la beba a un centro asistencial, donde confirmaron que no sufrió lesiones de gravedad. Se puso en conocimiento de lo ocurrido a la Unidad Fiscal Especializada en Delitos de Violencia Familiar y de Género I°, desde donde se ordenó que se inicie una causa por violencia familiar y que la menor quede al cuidado de su padre.


Fuente LV12