centro saludjpg

Sobre esto, la jefa del servicio de Hemodinamia del efector, doctora María Rosa Aymat, especialista en hemodinamia, cardiología e intervencionista, contó: “Esta semana hemos llevado a cabo una cirugía de alta complejidad, que es un implante valvular aórtico percutáneo (por vía de catéteres) a diferencia de una operación a corazón abierto, en un paciente de extrema gravedad. Cabe destacar que es la segunda de estas características que realizamos en el efector, la primera fue en 2013 y fue pionera en el norte”.

image.png

imagepng

Siguiendo esta línea, la especialista explicó que esta intervención cambiará radicalmente la calidad de vida del paciente, debido a su aguda insuficiencia cardíaca. El mismo no podía caminar, hablar, ni comer por su falta de aire. Eso motivaba permanentes y reiteradas internaciones en el servicio de Cardiología de Unidad Coronaria del efector, así como también en el hospital Lamadrid de Monteros, donde llegó a estar recientemente internado en una situación de shock cardiogénico.

“Esta situación ha sido revertida y el paciente se encuentra en excelente evolución, se logró reemplazar la válvula nativa (de nacimiento) que no estaba funcionando por una mecánica, que la implantamos por medio de un catéter especifico con una intervención mínimamente invasiva que no requirió una cirugía central (abrir su pecho), sino de acceso por catéter”, agregó Aymat.

La operación se logró gracias a un trabajo interdisciplinario, en el cual intervinieron varios servicios como ser el de Cardiología con la gente de la Unidad Coronaria a la cabeza, que son los que estabilizaron clínicamente al paciente; el servicio de Anestesiología que pudo mantener la hemodinámica durante la anestesia; el servicio de Cirugía Cardiovascular que realizó el apoyo técnico por una eventual complicación; el servicio de Hemodinamia que son los que llevaron a cabo la intervención, incluyendo a enfermeras, técnicos en bio imágenes, y residentes. Además, contaron con el apoyo de un protectorado de Buenos Aires, el doctor Antonio Scuteri, junto al técnico especializado en el manejo de este tipo de válvula.

image.png

imagepng

“Estamos orgullosos de haber realizado esta intervención percutánea de muy alta complejidad y más aún en un hospital Público. Eso es muy destacable ya que todos los servicios trabajaron de forma mancomunada para lograrlo con éxito. Agradecemos al ministerio de Salud que nos han provisto de todo lo necesario en tiempo y forma ya que todos los pedidos fueron de emergencia”, cerró la especialista.



Fuente LV12