1678541409 sm

sábado 11 de marzo de 2023

A pesar de las insistencias de Juan Carlos I, el rey emérito aún no ha logrado convencer a su hijo, el rey Felipe VI, de regresar a España. Aunque ambos mantienen una excelente relación, pese a sus personalidades tan distintas, el actual rey de España considera que lo mejor es retrasar la visita de su padre todo lo que pueda.

Pero ese no es el único inconveniente que Juan Carlos I atraviesa. El rey emérito es consciente que el actual gobierno de su país hará todo lo posible para que el monarca no visite España. De hecho, se supo que desde las altas esferas del gobierno se le exigió que ofrezca unas disculpas públicas a todos los ciudadanos de su país.

lg

Aunque el panorama no es el mejor, Juan Carlos I no pierde las esperanzas, por lo que ha estado planeando sus próximos movimientos una vez que aterrice en España. Esto llevó al rey Felipe VI a tomar algunas medidas de control. La primera es que Juan Carlos I no podrá participar del campeonato de regatas, solo se deberá ocupar de sus asuntos legales. Informa Voces Críticas

Además, alentado por su esposa Letizia, Felipe VI le comunicó a Juan Carlos I que no podrá estar presente en los dos importantes compromisos de sus nietas, la princesa Leonor y la infanta Sofía. Pese a las ganas del rey emérito por asistir a la confirmación de Sofía, no podrá hacerlo. Pero eso no es todo porque tampoco tiene permitido estar en la jura que hará Leonor ante la Constitución.

lg

Esto causó un gran dolor en el rey emérito, Juan Carlos I, pero no ha podido contradecir a Felipe VI, debido a que él está condicionado por la postura de la reina Letizia, quien ya demostró que la conducta de su suegro le resulta inaceptable y perjudicial para la Familia Real en general y para sus hijas en particular.

/Fuente Voces Criticas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *