1682989223 sm

La coronación del Rey Carlos III, que se llevará a cabo el próximo sábado en la Abadía de Westminster, ha sido objeto de gran expectación y atención mediática. A pesar de que el monarca redujo el número de invitados a la mitad en comparación con la coronación de la Reina Isabel II hace 70 años, se espera que la ceremonia tenga el mismo nivel de glamour y prestigio que la anterior. El Rey se ha encargado de seleccionar cuidadosamente a los miembros de la realeza extranjera que asistirán al evento, entre ellos personalidades de diversos ámbitos, desde excéntricos multimillonarios hasta periodistas destacados.

Entre los invitados se encuentran figuras destacadas de la realeza, como el sultán de Brunei, Hassanal Bolkiah, uno de los hombres más ricos del mundo. Aunque su riqueza y poder son innegables, su controvertida introducción de la ley Sharia en 2014, que incluye castigos como la lapidación y la amputación, ha sido objeto de críticas y controversias en todo el mundo. Por parte de España, la reina Letizia fue periodista destacada antes de conocer a Felipe VI. Fue corresponsal de guerra y se mantuvo cerca de las noticias políticas de su país.

Otra invitada destacada es la Reina Máxima de los Países Bajos, quien se casó con el príncipe Willem-Alexander en 2002. Sin embargo, su padre, Jorge Zorreguieta, no fue invitado a la ceremonia debido a su pasado en el gobierno argentino de derecha durante la «Guerra Sucia». Unos 30.000 personas desaparecieron durante esta campaña emprendida contra los disidentes de izquierda en Argentina en la década de 1970. A pesar de este detalle, la Reina Máxima ha sido reconocida por su compromiso social y su trabajo en pro de la inclusión y la igualdad.

También se espera la presencia de la princesa heredera Victoria de Suecia, quien ha roto con el protocolo real al casarse con un plebeyo, Daniel Westling. La pareja, que se conoció cuando Westling era entrenador personal y propietario de un gimnasio en Estocolmo, ha demostrado que el amor no entiende de clases sociales.

md

Además, el Rey Dragón de Bután, Jigme Khesar Namgyel Wangchuck, y la Reina Jetsun Pema han sido comparados con los príncipes de Gales desde su boda en 2011. Jetsun, al igual que Kate Middleton, es una plebeya y comparte con ella su amor por la moda, el deporte y las artes. Informa Voces Críticas.

Por su parte, el sultán de Omán, Haitham bin Tariq Al Said, ha sido un defensor de la libertad de expresión y ha eliminado leyes restrictivas sobre el uso de las redes sociales en su país. Sin embargo, aún queda mucho por hacer en términos de derechos humanos y la lucha contra la explotación laboral en su nación.

sm

sm

/Fuente Voces Criticas