1681345723 sm

El príncipe Harry, quinto en la línea de sucesión al trono británico, ha confirmado su asistencia a la coronación de su padre, Carlos III, en mayo. Aunque no estará acompañado por su esposa, Meghan Markle, quien permanecerá en Estados Unidos con sus hijos. La presencia del príncipe es esperada con ansiedad por los organizadores de la ceremonia, aunque se prevé que sea un simple espectador entre los 2.000 invitados que recibirá la Abadía de Westminster. Esta vuelta del príncipe al redil real no será gloriosa, pues no tendrá papel en la ceremonia, no participará en la procesión de carruajes ni aparecerá en el balcón del palacio con su familia.

Harry y Meghan renunciaron a ejercer labores propias de la familia real y denunciaron escandalosas situaciones de acoso, discriminación y maltrato, lo que ha generado controversias y polémicas en Reino Unido. El príncipe, junto a su esposa, son considerados impopulares según un sondeo reciente de YouGov. La ausencia de Meghan en la coronación podría ser un alivio para la familia real, pues su presencia en eventos anteriores, como los festejos por los 70 años de reinado de Isabel II, los relegó a un lugar secundario y los eliminó de la presencia en el balcón real.

Desde que se mudaron a Estados Unidos, la pareja ha relatado sus dificultades en el seno de la familia real, atribuyendo gran parte de su infelicidad a los ataques racistas y el supuesto acoso de la prensa sensacionalista. En una entrevista explosiva con Oprah Winfrey, Harry y Meghan denunciaron la falta de ayuda por parte de la casa real, cuando la duquesa tenía «pensamientos suicidas». Además, se reveló que un miembro de la familia se preguntó de qué color sería su primer hijo, ya que la madre de Meghan es afroamericana.

La publicación de la autobiografía del príncipe Harry en enero de 2022, titulada «Spare», ha agravado significativamente las relaciones entre los duques y los miembros de la Casa de Windsor. En la entrevista con CBS, Harry acusó a su hermano Guillermo y su esposa Kate de racismo, y a la ahora reina Camilla de haber emprendido «una campaña dirigida al matrimonio y eventualmente a la Corona». Harry también describió una rivalidad de por vida entre Guillermo «el heredero» y él mismo, «el repuesto». Informa Voces Críticas.

md

Las discusiones y peleas de los hermanos reales han sido bastante acaloradas y han llegado, en algunas ocasiones a los golpes y empujones. En una narración de su libro, Harry admitió que su hermano lo agarró por el cuello y lo tiró contra el piso en la cocina causándole heridas producidas por un plato roto. El rey Carlos III solo atinó a decirles: «Por favor, muchachos. No hagan que mis últimos años sean una miseria».

En este contexto, la confirmación de la asistencia de Harry a la coronación de su padre ha generado expectación, pero también cierta tensión. Según el diario Daily Mirror, Harry ha sido borrado de cualquier protagonismo en la ceremonia, en lo que algunos han interpretado como un castigo por su actitud crítica hacia la monarquía. En cualquier caso, se espera que el príncipe asista a la coronación en calidad de invitado y que no tenga un papel destacado en la ceremonia.

md

/Fuente Voces Criticas