1681353825 sm

El futbolista portugués Cristiano Ronaldo y su pareja, la modelo Georgina Rodríguez, han puesto en alquiler su segunda casa en Madrid por un precio de 10.000 euros al mes. Según la revista Semana, la pareja busca rentabilizar la propiedad, que adquirieron en 2019 por 2 millones de euros y que se hizo famosa por ser utilizada como plató para el reality que protagoniza Rodríguez en Netflix.

La vivienda, ubicada en la exclusiva urbanización La Finca en la localidad de Pozuelo de Alarcón, cuenta con más de 600 metros cuadrados distribuidos en cuatro plantas. Fue diseñada por Joaquín Torres en 2008 y cuenta con una piscina de doble altura, jacuzzi, camas balinesas y tumbonas, así como acceso vigilado las 24 horas del día. La propiedad es compartida al 50% por Georgina y Cristiano, lo que indica su compromiso más allá de la convivencia y sus hijos en común.

El inmueble ha sido utilizado como plató del reality show de Rodríguez en Netflix, por lo que los posibles inquilinos podrán conocer de antemano su interior. Se alquila con los mismos muebles que aparecen en el programa, incluyendo un espacioso y luminoso salón, un comedor, una sala de estar, una amplia terraza con jardín y piscina, tres dormitorios y una suite con un gran vestidor donde Rodríguez guarda sus prendas de alta gama y de bajo coste.

La vivienda, situada en una de las zonas más exclusivas de Madrid, fue utilizada por la pareja y sus cinco hijos mientras reformaban su residencia principal y como punto intermedio en sus continuos desplazamientos entre Mánchester y Arabia Saudí. Además, la propiedad se hizo famosa por ser el lugar de encuentro de las «queridas», el grupo de amigas de Rodríguez, y ofrece un plus de privacidad respecto a las viviendas anexas.

sm

La propiedad está decorada en tonos grises y beige neutros y cuenta con garaje y ascensor. En la segunda planta se encuentran los tres dormitorios que ocupaban los hijos de la pareja, mientras que la tercera es la zona íntima de la pareja, con una suite, baño y el gran vestidor. Este último está presidido por grandes letras doradas que forman el apelativo «GIO», como es conocida Rodríguez por sus allegados.

Con esta decisión, la pareja busca rentabilizar su propiedad en una de las zonas más exclusivas de Madrid y aprovechar su popularidad gracias al reality de Rodríguez en Netflix. Los posibles inquilinos tendrán la oportunidad de vivir en una espectacular vivienda de lujo que ha sido protagonista en la televisión, con todas las comodidades y privacidad en una de las zonas más prestigiosas de la ciudad. Informa Voces Críticas.

/Fuente Voces Criticas