1682471146 sm

El complicado y tormentoso matrimonio de Lady Di y Carlos III, duró 15 años y terminó con el divorcio del 28 de agosto de 1926. Desde el Palacio de Buckingham comunicaban cual sería el papel de Diana a partir de ese día, ya que, si bien perdía el título de Alteza Real, seguía manteniendo su estatus como integrante de la realeza por ser la madre de Guillermo, el futuro heredero al trono.

Tras su dolorosa ruptura, Diana de Gales se encargó de arruinar por todos los medios la reputación de la amante de su exmarido, y por ello la calificó públicamente como una adultera que había arruinado su matrimonio. “Éramos tres en este matrimonio. Había demasiada gente”, dijo en una polémica de 1995. Sin embargo, Camilla Parker guardó silencio y se mantuvo alejada de la escena pública con la cabeza gacha.

Sin embargo, ahora, 25 años después de la trágica muerte de Lady Di en un accidente grave automovilístico, salió a la luz el testimonio de Allan Peters, uno de los encargados de la seguridad de Diana, quien dio una entrevista para un documental de la CNN, donde afirma que la verdadera historia no es la que el mundo conoce ya que aparentemente la princesa engañó primero a su esposo.

Según Allan, el príncipe Carlos no volvió a verse con Camilla hasta que descubrió que de la princesa le era infiel con Barry Mannakee, un hombre que estaba casado, tenía dos hijos, formaba parte de la seguridad de la casa real, y en particular, era el guardaespaldas personal de Spencer.

md

Continuando con el relato confesó: “Comencé a notar que el comportamiento de Diana era extraño cuando estábamos cerca de Mannakee, así que decidí hablar con ella sobre el tema. Durante los primeros 20 minutos, lo negó categóricamente, pero luego me contó lo que estaba pasando y afirmó mantener una relación con su guardaespaldas”.

lg

Además, en 2017 salió el polémico documental ‘Diana, en sus propias palabras’, donde se conocieron grabaciones en las que la princesa Diana declaraba su amor por Barry con quien tuvo un romance hasta en 1987 cuando él falleció. “Cuando tenía 24 o 25 años, me enamoré profundamente de alguien que trabajaba en este entorno. Y me parecía bien dejarlo todo e irme a vivir con él. Él me decía que también le parecía una buena idea”, confesó aquella vez.

 

/Fuente Voces Criticas