58d789a73cc36fd9391b2b46791f7df0 XL

El candidato a la intendencia de La Libertad Avanza en Pinamar, Alejandro Oliveros, protagonizó un polémico y confuso episodio al intentar entrar por la fuerza al local  de Juan Ibarguren, de Juntos por el cambio,  a las patadas, manotazos e insultos para los principales dirigentes del partido que responde a Patricia Bullrich.

LEÉ: Se disfrazaron de árabes y empuñaron escopetas mientras recorrían los médanos de Pinamar

Mediante imágenes de una vecina, alertó sobre la detención transitoria de Oliveros, pero la noticia no se pudo confirmar. Las autoridades estaban informadas, pero no tenían constancia del arresto.

Por el contrario, según la versión de Oliveros, un hombre de Juntos por el cambio, de nombre Javier Vidal, estuvo repartiendo credenciales falsas y pagos (no especificó el monto, aunque un joven sin dar su nombre y apellido asintió ante su pregunta), para torcer la voluntad de quienes querían votar por la agrupación que responde nacionalmente a Javier Milei.

LEÉ: Votó Alfredo Cornejo y pidió orden para el futuro: «Necesitamos que el próximo gobierno nacional ordene la economía»

En su filmación, solitario y con los lentes sobre su cabeza, se ve a Oliveros pidiendo explicaciones a los gritos. Anunciaba que iba a ser la denuncia a la justicia electoral. Pero también se lo observaba queriendo entrar con patadas al local, profiriendo palabras como «carajo, roñosos, sucios y corruptos», además de otras, dirigidas a Ibarguren y Yeza.

En el altercado no se ve a ningún policía. Si, cómo desde dentro del comité se filmaba al mismo tiempo la acción de Oliveros, mientras algunos hombres y mujeres decían: «llama a la policía, avisa a Javi Vidal».

El enojo del candidato por La Libertad Avanza, en una jornada tranquila en las escuelas, se debió a un supuesto fraude.

NOTICIAS ARGENTINAS