1681336722 sm

miércoles 12 de abril de 2023

Han pasado casi 26 años del fallecimiento de Lady Di, y cada día salen nuevos detalles de su tormentoso matrimonio al lado del actual Carlos III, rey de Inglaterra. Hoy traemos al presente lo que vivió la princesa en su intimidad.

Gracias a las producciones como “The Crown” y “Spencer” ha quedado al descubierto que el matrimonio de Lady Di y el rey Carlos nunca estuvo del todo bien, ya que desde el principio jamás hubo amor, dado que el corazón del soberano siempre perteneció a Camila Parker.

Mientras que Carlos III se veía a escondidas con su amante que hoy es su esposa, la ex princesa de Gales buscaba consuelo en otros hombres que trataban de llenar el vacío que le provocaba la indiferencia de su esposo, algo que la hundió en una profunda depresión ya que ella sí realmente se casó enamorada de él.

Lo que sí es cierto, es que la relación de Lady Di y el rey Carlos III iba de las humillaciones a los malos tratos en varias ocasiones, y si bien es cierto que entre ellos no había amor, mucho menos lo había en la intimidad. Así se ha revelado en un nuevo libro titulado “The King: The Life of Charles III” el cual fue lanzado desde el pasado 8 de noviembre cuando el soberano de 74 años llegó al trono después del fallecimiento de la reina Isabel II.LADY DI

Dentro de sus páginas, el escritor revela que uno de los exempleados del palacio de Buckingham fue testigo a la que era sometida Lady por parte de su esposo por la vida sexual. La fuente cercana asegura que Diana acosaba al rey por los pasillos para poder tener intimidad con él, pero Carlos ya no quería estar con ella desde el nacimiento de Harry.

Pero uno de las peores humillaciones que recibió Lady Di fue cuando recibió una respuesta cruel y sarcástica del rey Carlos quien para quitársela de encima le dijo que era gay. Respuesta que llenó de indignación a los seguidores de la princesa del pueblo. Después de tantos desprecios la pareja real se divorció en 1996 y un año después Diana perdió la vida en un accidente automovilístico en París, el 31 de agosto de 1997.

/Fuente Voces Criticas