gettyimages 1225552419

Con el frío llegan las enfermedades respiratorias, como la neumonía, la laringitis y la gripe. Además, si el clima está seco y fresco agrava los casos de EPOC y asma.

El virus de la gripe en climas más secos o de menor humedad provoca que se seque la mucosa de los ojos y de la nariz, entonces somos más susceptibles a las bacterias y a los virus ya que esto debilita la primera línea de defensas.

f elconfidencial com original cc8 af5 1e6 cc8af51e6b2e2043aaf233bc8e531bc5

Además, las personas suelen pasar mayor tiempo en ambientes cerrados, lo que favorece la propagación de los virus. Algunos, como el de influenza, durante la época invernal encuentran mejores condiciones para circular y se mantienen más tiempo en el aire.

Fuente: Nexofin